Murmullos envuelven el salón del Club de Industriales de la Ciudad de México, cuando se abren las puertas del elevador. Mientras avanzamos, apenas se escuchan los pasos y las conversaciones aisladas en el gran salón, mientras alguien toma notas y una señora de aspecto jovial, aunque ya entrada en años, está reclinada hacia el frente de una mesa, con dos hombres de elegante traje azul marino, mirándola con atención.

Hermes Tie - 7084 OA

Al acercarme, la descubro con la mirada clavada en sus dedos, enredando hilo alrededor de la aguja y, con precisión, da el último tijeretazo, justo donde ha cosido la etiqueta azul con hilo plata. Madame Viviane Menard, de 54 años, es simpática y sonriente. Oriunda de un pequeño pueblo llamado Nontrone, cercano a Lyon, en Francia, no es ninguna novata: más de 20 años de trabajo como couturier -16 ya con Hermès-, así  como tres meses de entrenamiento bajo las especificaciones de Hermès y, claro, exámenes, aseguran que su parte del trabajo artesanal esté  en los estándares de calidad que la marca porta. 

Hermes Tie - 7536 IA
.
Una prenda de seda de Hermès, no es sólo el diseño y el nombre de la marca, explica Iveth Lagos, directora de comunicación en México, sino que reciben los capullos de seda provenientes de Brasil y, a partir de ahí, comienza a hilarse la tela, en franjas de alrededor de 90 centímetros cuadrados, extendidos en rollos de setenta metros de longitud, tejidos con quinientos kilómetros de hilo de seda. Se imprime entonces, en serigrafía por cuadros, el diseño; en el caso de la twill –seda trabajada e impresa-, son dieciséis cuadros, pero varía según el tipo de corbata.

Madame Menard asiente, con una sonrisa, ante mi rostro sorprendido por tal cantidas de cifras enormes, respecto de la sencilla tela en color crudo que, frente a mis ojos, se despliega mostrando los dieciséis pasos de coloración que lleva hacer una corbata con nubes y paraguas. Me muestra también  un “alma” de corbata de lana y algodón, una entretela doble, cortada muy delgada, que tiene la forma clásica de una corbata, y es lo que dará forma a la seda con diseño. Ella, justamente, es la encargada de unir ambas piezas de modo casi invisible, con los dobleces y puntadas que corresponden, usando toda su experiencia para medir, “a ojo”, la longitud del hilo adecuada. Las corbatas Hermès usan un solo hilo de unión y de remate, así que si llegara a equivocarse, habría que recomenzar. Pero, en sus expertas manos, tarda alrededor de ocho minutos entre que ensarta la aguja y da la última puntada. 

Hermes Silk Neck Tie

La corbata Hermès comenzó  a existir porque, literalmente, las personas las comenzaron a solicitar: En la boutique Hermès de Cannes, que se encontraba enfrente de un famoso casino que no permitía la entrada a los caballeros sin este accesorio, las solicitudes de corbatas animaron a la marca a integrarlas a su oferta.
¿Pueden imprimirse dos diseños en el mismo rollo de tela? Sí, mientras usen la misma coloración. Además, pueden usarse dos motivos diferentes, relacionados; a estos modelos se les llama Twillby.

Contrario a lo que podría suponerse, al colorear la tela, se comienza por los diseños más pequeños, poniendo los tonos progresivamente, de modo que queden adecuadamente sombreados y gradados, para, finalmente, poner el color del fondo –en el caso del modelo que pude apreciar, era amarillo- y, después los interiores de la corbata. Este detalle la hace la única pieza de este tipo en el mercado, que tiene la misma calidad en interiores y en exteriores, y sólo tiene dos partes, en lugar de tres, que es lo común. Hermès optimiza materiales, más no gastos.

Hermes Silk Tie

Excepto por la costura que une las dos únicas partes de la corbata, y que requiere ser sumamente fuerte para aguantar el nudo, el resto de la confección es manual, incluyendo cortar la corbata del cuadro de la tela.
¿Qué pasa cuando se confeccionan corbatas con relieves y no con dibujos impresos? “Este tipo de piezas usan hilos teñidos que se tejen para crear las corbatas. Es decir, en lugar de colorear la tela como en las twill, estas corbatas se crean desde el tejido de la tela, con los hilos y el relieve correspondiente al diseño”, explica Iveth. Me muestra una corbata que se ve tornasoleada, fruto del tejido de hilo anaranjado con hilo rosa intenso. En el caso del Heavy Twill, se teje la corbata con los hilos teñidos y, encima, se imprime el dibujo.

Hermes Faconnee Tie

Por su parte, la muy conocida façonnée, relanzada hace poco como façonnée bicolor, lleva tejida en los propios hilos que la conforman, las “H”, resaltando por el tono sobre tono que se crea a la vista y, sin duda, se siente la diferencia entre esta y la Heavy Twill. Es una idea muy chic usar una corbata de celebración de la que sólo tú y quien te la anude, conozcan su detalle.

¿Y qué hay del Artesano Contemporáneo? Al menos para Hermès, la última tecnología para crear sus telas va de la mano con la experiencia y formación de sus artesanos, de manera que cada parte de una sola pieza, es realizada por un experto en el área. Algunos, como Viviane, puede trabajar incluso desde casa, de manera que la flexibilidad de horario le permite atender sus asuntos personales y familiares, con la opción de ir a trabajar también al taller. De esta manera, la marca busca también crear bienestar en la vida de sus empleados. Lo que más le interesa a Hermès es que sus artesanos tengan la capacidad de producir con la mejor calidad, mucho más que una meta en cantidad diaria producida, aunque, según me cuenta madame Menard, el promedio de entrega es de treinta a cincuenta corbatas diarias.

Hermes tie

Los artesanos como Viviane son los guardianes de los detalles que hacen únicas a las piezas de la marca, porque parte importante de la elección del personal está  basada en que amen su trabajo y disfruten hacerlo. Como ejemplo del nivel de atención al detalle, me explica que las corbatas Hermès están cosidas con un solo hilo, del mismo color que el tono más claro usado en la corbata, que se remata en la parte superior e inferior girándolo encima de la aguja catorce veces, de manera que, además de dejar fija la entretela y los dobleces entre sí, le da juego a la pieza. Así, el nudo queda siempre adecuadamente ajustado y sin dobleces. Es equilibrio artesanal entre arquitectura, diseño y, también, un poco de física. Pasa alrededor de un año entre que se crea el diseño y la corbata está lista para exhibirse en tiendas.

La corbata, incorporada espontáneamente a la tradición Hermès en 1949, sigue abultando la cuenta de más de 3,500 modelos creados a la fecha, con la perfección que otorga contar con artesanos contemporáneos.
Este post te parece: 

1 Response to 'Una vida para el lujo: los artesanos de Hermès'

  1. Anónimo said...
    http://dashandcashreflections.blogspot.com/2012/08/una-vida-para-el-lujo-los-artesanos-de.html?showComment=1345612317172#c5366437938204894850'> 22 de agosto de 2012, 0:11

    Me encantan este tipo de artículos, te hace entender porque son costosas las cosas y sin duda, lo valen!!!!

     

Contacto

Email: guapologia@gmail.com
Twitter: @Guapologa y @Guapologia

Google+ Followers

¿Preguntas de belleza, moda, estilo?

¡Me gusta! En Facebook

Sígueme con Bloglovin'

Follow More Dash For Less Cash

Independent Fashion Bloggers

Distinguidos Visitantes

Estadísticas

Archivo de las entradas

Guapóloga © y Guapología ©, derechos reservados Patricia Soto

Lo de los derechos reservados y eso