Esta tarde me la he pasado quejándome amargamente. Es un hecho: en México es mucho más fácil encontrar un vestido de coctel -corto y elegante- que uno largo, de etiqueta.

La historia va así: en 15 días tengo una boda cuyo código es "etiqueta", lo que se traduce en la vestimenta de smoking (tuxedo) para los hombres y vestido largo para las mujeres. Tengo un clóset maravilloso lleno de vestidos bellos de todos los largos, pero con la triste situación de que estoy en medio de las tallas: o me quedan enormes o, por desgracia, no me cierran todavía. 

Cada uno de esos vestidos fue comprado con toda la conciencia y emoción, Para que compre algo, en verdad tiene que gustarme muchísimo, lo que es saludable para mi cartera pero pésimo para las prisas. Teniendo esto en mente, se pueden imaginar que está resultando muy complicado conseguir la prenda perfecta esta vez.

Comencé mi búsqueda en el Palacio de Hierro de Centro Coyoacán, en el DF. La sección donde me enviaron se llama Vestidos de Noche y fue una gran decepción: había, literalmente, colgado ahí cualquier cosa que fuera larga y brillante, sin tener gusto en el estilo, corte, confección, terminados... Un derrame tóxico de corte imperio y bisutería mal aplicada en pliegues que dan volumen donde menos quiero. En el Salón Internacional había como 8 modelos de vestidos, siendo los más lindos (bueno, rescatables) los de BCBG, con una limitante: la talla más grande que manejan es la 8 y, de hecho, sólo tenían hasta la 4. No, pues sí, no tengo ni la más mínima posibilidad de entrar ahí.

Yo quería algo así, pero no traen mi talla ¬¬


Me arrastré por el centro comercial y encontré la tienda Carlo Giovanni, especializada en trajes de noche (y no me refiero a pijamas). La recorrí en silencio, abrumada por tanta pedrería y encontré dos trajes con menos garigoleados, uno en azul rey con blanco -que era ya una pieza única- y otro en color esmeralda, que encontré en mi talla pero no me terminó de convencer por el material -raso- y el terminado con tablones, que añade más volumen a mi trasero. La verdad es que el vestido no estaba del todo mal ni se me veía pésimo, pero me decepcionó mucho que la vendedora me dijera "lo siento, no puedo darle el número de modelo, lo tenemos prohibido. Tampoco puede tomar fotos y le aviso que sólo tenemos una pieza de cada talla, así que si no lo compra ahorita, es posible que ya no lo encuentre". No se pueden imaginar mi mal humor para ese momento.

Ya, por no dejar, pasé por Liz Minelli, a pesar de que sé que las telas son de la peor calidad. Debo decir que me sorprendió la cantidad de opciones que ofrecen, al tiempo que me dejó boquiabierta que ningún modelo careciera de algún brillo "exótico". Definitivamente no era mi estilo.

Y me encontré más bien con este tipo de opciones :(


Seguiré mi búsqueda. Próximo plan: buscar en el clóset de mis amigas. ¡Deséame suerte!
Este post te parece: 

5 Responses to 'Crónicas de un vestido. Parte 1: la búsqueda frustrante arranca'

  1. Botica Pop said...
    http://dashandcashreflections.blogspot.com/2010/12/cronicas-de-un-vestido-parte-1-la.html?showComment=1291250309574#c2533158555886924909'> 1 de diciembre de 2010, 18:38

    cualquier cosa que fuera larga y brillante... lol.
    es que, talla extra, es siempre (en la cabeza de los diseñadores) para la mamá de la novia. o algo.

    es ante estos "detalles" en los uno se acuerda de eso de que la moda mexicana esta "a la altura de cualquier otra en el mundo" o "siguiendo una carrera de brillante ascenso" y dan ganas de reir un poco.

     

  2. JuanP. said...
    http://dashandcashreflections.blogspot.com/2010/12/cronicas-de-un-vestido-parte-1-la.html?showComment=1291252801511#c7314419093433055198'> 1 de diciembre de 2010, 19:20

    Y seguro hay lugares, pero no te desanimes, la cosa está en buscar exhaustivamente y bueno, en su momento aparecerá.

    Saludos! (n_n)

     

  3. Mombi said...
    http://dashandcashreflections.blogspot.com/2010/12/cronicas-de-un-vestido-parte-1-la.html?showComment=1291369356710#c6421072132824133134'> 3 de diciembre de 2010, 3:42

    Y si mandas a hacer uno con algún diseñador nuevo? quizá puedan llegar a algún acuerdo...

     

  4. http://dashandcashreflections.blogspot.com/2010/12/cronicas-de-un-vestido-parte-1-la.html?showComment=1291598075260#c7533514235533355388'> 5 de diciembre de 2010, 19:14

    justo hoy que andaba de eye-shopping vi los vestidos de Liz Minelli... mamma mia!!! que cosa!!! llenos de pedrería y pendejuela... mal gusto. Prefiero mandarlos a hacer.

     

  5. Lorena said...
    http://dashandcashreflections.blogspot.com/2010/12/cronicas-de-un-vestido-parte-1-la.html?showComment=1291734414374#c8143210620545476578'> 7 de diciembre de 2010, 9:06

    Qué búsqueda mas traumática !
    Te entiendo perfectamente, yo cuando veo un traje precioso a un buen precio aunque no tenga a dónde ir con el lo llevo.
    A inicios de año estuve en Madrid y entré a una tienda de MANGO y me encontré el vestido largo de encaje de un solo hombro espectacular. Lo llevé a pesar de que no tenía ningún evento programado pero a los meses me invitaron a una boda.... y voilá .
    Suerte, te aseguro que encontrarás algo precioso en el lugar que menos imaginas.

     

Contacto

Email: guapologia@gmail.com
Twitter: @Guapologa y @Guapologia

Google+ Followers

¿Preguntas de belleza, moda, estilo?

¡Me gusta! En Facebook

Sígueme con Bloglovin'

Follow More Dash For Less Cash

Independent Fashion Bloggers

Distinguidos Visitantes

Estadísticas

Archivo de las entradas

Guapóloga © y Guapología ©, derechos reservados Patricia Soto

Lo de los derechos reservados y eso